Palabras por Juan, Nataly y Guillermo a más de 40 días de su huelga de hambre

Afiche por Juan FLores y Nataly Casanova 2“PORQUE CADA DÍA QUE PASA, CUENTA…

A más de 40 días de la huelga de hambre de Juan Flores, Nataly Casanova y Guillermo Durán, saludamos el aporte solidario de los compañeros subversivos encerrados en la Cárcel de Alta Seguridad quiénes dejaron de alimentarse durante la semana recién pasada en apoyo directo a lxs compas. Asimismo, saludamos el ayuno solidario que las compañeras Tamara Sol y Natalia Collao comenzaron hace algunos días desde el mismo centro de exterminio que encierra en absoluto aislamiento a Nataly.

Lxs compañerxs a la fecha han bajado alrededor de 10 kilos (sino un poco más), resultando evidente que sus cuerpos han adelgazado bastante con el correr de los días y las molestias en su salud tales como el cansancio, la somnolencia y bajos niveles de azúcar (entre otras) han hecho lo suyo; y si bien siguen siendo medianamente sobrellevables, es del todo esperable que ya con el correr de los próximos días se puedan intensificar. Aún así, somos clarxs y enfáticxs en transmitir la entereza y el buen ánimo con que todxs lxs compas siguen enfrentando la huelga ya sea desde la prisión o el arresto domiciliario total (en el caso de Guillermo). Por otra parte, destacar que Juan, Nataly y Guillermo, se encuentran en constante conocimiento de la realidad y del avance de la guerra contra el poder al otro lado de los muros; han logrado recibir cada gesto y acción solidaria para con ellxs tanto en este territorio como alrededor del mundo, siendo tales aportes y sus propias convicciones las que les han permitido continuar adelante e inmersxs en una lucha que sin importar el escenario donde cada cual se encuentre, sigue en permanente avance y ofensiva.

Si bien el hostigamiento a sus familias y entornos cercanos no ha cesado desde sus detenciones, extremándose en ciertos casos los seguimientos y/o vigilancias; lxs compañerxs permanecen unidxs a lxs suyxs recibiendo el apoyo necesario tanto para su encarcelamiento, como también particularmente para la huelga de hambre que decidieron comenzar el 14 de abril del presente año.

La compañera Nataly permanece aislada en el módulo 1 del centro de exterminio de San Miguel con un régimen de encierro brutal que considera cámaras y control visual absoluto y fijo de las carceleras, con 1 hora de patio según sea el ánimo de éstas últimas e incomunicación total con otras presas (logrando reskebrajar tal régimen sólo en ocasiones muy excepcionales donde ha podido tomar contacto con Sol o Natalia, compañeras encerradas en el módulo 2 de connotación pública de la misma prisión). Actualmente sigue recibiendo la visita de su familia y cercanxs pues no ha sido castigada con ello pero aún no logra comunicarse directamente ni poder ver al compañero Juan Flores (sólo se han podido topar en audiencias, las que son cada vez menos seguidas). Tiene control médico a diario, más sabemos que es la misma institución carcelaria quién provee estos “profesionales” por lo que el trato no dista de ser el de otrx carcelerx más. Durante la huelga de hambre que resiste ha recibido la visita tanto del Instituto de Derechos Humanos como de la organización “81 presos por luchar” (creada luego de la matanza de 81 presos en el incendio ocurrido el año 2010 en la cárcel de San Miguel, y que actualmente tiene una importante presencia en la lucha contra las prisiones en este territorio).

El compañero Juan Flores, en tanto, permanece en el módulo 1 de máxima seguridad de la cárcel empresa Santiago 1; su régimen de encierro es más “normal” pues logra tener a lo menos 8 horas de patio y comunicación fluída con el resto de los presos del módulo, más también las últimas semanas se han reforzado algunas medidas de seguridad por parte de lxs carcelerxs, como por ejemplo que las visitas que le realicen profesionales (abogados, observadores de derechos humanos u otros) se hagan en un lugar aislado y sin contacto con otrxs presxs, con un control también más exagerado y con restricción de días y horarios; lo anterior debido a que justo con un retraso de meses se resolvió una solicitud que el abogado del compañero habría realizado al comenzar todo este proceso (no nos parece extraña la coincidencia, por lo demás). Juan también tiene un control médico a diario, en condiciones similares a la compañera, en el hospital (área de salud ambulatoria) de santiago 1. Ha recibido además la visita desde el Instituto de Derechos Humanos recientemente quiénes quedaron de enviar informes acerca de su situación. Como ya se mencionaba anteriormente, no ha podido reunirse con la compañera Nataly Casanova de forma directa, como tampoco ha podido tener comunicación con el compañero solidario Enrique Guzmán, preso en la misma cárcel empresa pero a quién han derivado a otro módulo justamente para dificultar la comunicación entre ambos. Resaltamos también el apoyo directo de su familia y cercanos quiénes no han dudado en acompañarlo durante todo este período.

Guillermo, en tanto, desde el forzado cautiverio tras los muros de su casa permanece fuerte frente a los malestares de su salud, agitando y propagando la situación de la huelga de hambre tanto de él como de sus hermanxs. Si bien en su caso el aislamiento se combate con mayores herramientas, y por ejemplo las visitas o la comunicacion son más accesibles, no es menos cierto que su situación también es riesgosa, pues el único exámen que ha logrado realizarse durante este tiempo ha sido en el SAPU, hospital público, cuyo funcionamiento sabemos no logra cubrir las necesidades básicas y urgentes que una persona pueda tener en su salud. Todo eso en medio de controles antojadizos y recurrentes de los esbirros que constatan a diario que permanezca cumpliendo con la medida de encierro que le fue impuesta.

Sabemos que durante estos días de huelga de hambre la solidaridad de una u otra forma se ha echado andar en este y otros territorios: marchas, mitines, visitas, programas radiales, actividades, puntos de acopio, jornadas de propaganda y correspondencia, afiches, panfletos, lienzos, boletines informativos, pintadas y rayados, así como también acciones incendiarias que por un instante permiten combatir la extrema violencia con que el poder somete a nuestrxs compañerxs a diario. Más creemos que luego de 40 días de comenzar este nuevo frente de lucha que lxs compañerxs decidieron levantar con sus propios cuerpos, la respuesta de nuestra parte no puede sino seguir siendo clara y fuerte: no abandonamos a nuestrxs hermanxs en las garras del enemigo; el hostigamiento, la represión y la condena mediática no conseguirán que dejemos pasar un sólo día sin agitar por ellxs. Sus familias ya han sido activas en esta senda: apoyo incondicional y cotidiano; recursos de amparo en tramitación; abordar a lxs bastardxs carcelerxs en sus centros de poder (tanto santiago 1 como san miguel) para exigirles directamente un pronunciamiento frente a las exigencias (en este punto decir que desde los mandos más altos la señal ha sido clara: suspender las reuniones que ellxs mismxs han fijado con distintas excusas que sólo reafirman la política de Estado de avasallar a lxs nuestrxs desde todos los frentes); también conseguir que un médico externo pueda examinar y emitir informes unificados de lxs tres compañerxs son sólo algunas de las vías que se siguen intentando por parte del entorno familiar más directo. Nosotrxs, quiénes nos hermanamos con Juan, Nataly y Guillermo en sus claras posturas de confrontación al poder; kiénes no retrocedemos aún cuando en este territorio también se castigue “la solidaridad, el amor y todas su bellezas”, no podemos dejar de dar rienda suelta a las múltiples armas que se pueden empuñar cuando se trata de defender la vida de nuestrxs hermanxs y las ideas y prácticas de lucha y rebelión que nos encuentran.

¡CONTRA LA REPRESIÓN Y LA INTRANSIGENCIA DEL PODER… HOY MÁS QUE NUNKA, SOLIDARIDAD Y ACCIÓN CON JUAN FLORES, NATALY CASANOVA, GUILLERMO DURÁN Y ENRIQUE GÚZMAN!”

“Es hora de actuar, en la cotidianeidad con nuestros afines, por la destrucción de la sociedad carcelaria y de cualquier intento social de reformar este asqueroso sistema de muerte. La solidaridad no debe jamás ser una consigna vacía, sino una acción cotidiana de enfrentamiento con el poder y un apoyo constante a l@s herman@s secuestrad@s en esta guerra a muerte.” -Mauricio Morales Duarte-

Colectivo Anticarcelario Vuelo de Justicia
Contacto: vuelodejusticia@riseup.net

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anticarcelario, Comunicados, Solidaridad, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s