Grecia: “DE PROFUNDIS”, un comunicado de la Conspiración de Células del Fuego.

Dictan condenas contra compas de la CCF por el segundo juicio del “caso Halandri”, Grecia[Traducido por Sin Banderas Ni Fronteras desde Inter Arma]

AUTOCRÍTICA PÚBLICA

No teníamos intención de contribuir a continuar con la ruina pública y el canibalismo interno ensanchado con hábil orquestación por parte de la policía, los periodistas y la miserable entrevista entregada por Xiros [1]. Pero reina la miseria…

i) Una vez soplón… Siempre traidor

Qué más irritante que el soplón de 17 de noviembre [2] hablando sobre moralidad… Él, quien en sus declaraciones preliminares en 2002 (que están publicadas en Internet) estuvo lloriqueando y pidiendo a la policía que no fueran duros con él, a cambio de su cooperación con las autoridades de persecución.

Qué más provocador que el soplón siendo presentado como el crítico del “movimiento”. Él, quien hasta el día de hoy ni siquiera ha pedido perdón a sus antiguos compañeros de las sentencias de por vida que les “ofreció” con sus confesiones imparciales a la agencia antiterrorismo (sin que le dieran siquiera una palmada).

Qué más contradictorio que el ridículo aspirante a lídercillo pidiendo que se respete la diversidad y los procesos colectivos. En su delirio, donde se hacía pasar por la reencarnación de Karaiskakis [3], él estaba exhibiendo un complejo de autoridad que fue poniendo a prueba los nervios de los compañeros, quienes estaban junto a él y le ayudaron a escapar por un año entero, con enorme paciencia y poniendo en riesgo su vida y su libertad ante los policías.

Qué fue más encajonado que nosotros retrasando constantemente nuestra ruptura total con él, lo que nos liberaría de su hedor mental. Incapaz de apoyarse incluso a sí mismo, con su expulsión de nuestros círculos habría sido cuestión de horas el que fuera capturado por la policía y en base a su historial de delación, existía el peligro de delatar el plan de escape que habíamos organizado y que él estaba constantemente saboteando. En todo caso, no habría sido su primera vez como soplón.
Qué más erróneo que nuestra propia contradicción. Si bien en un primer momento lo apoyamos con toda nuestra fuerza considerándolo nuestro compañero, que de hecho hemos escrito “una vez guerrillero, siempre guerrillero”, olvidando sin embargo que también “una vez soplón, siempre traidor”.

Él traicionó nuestra confianza, nuestra amistad, nuestro compañerismo y la solidaridad que le ofrecimos, en contra de una realidad que, mientras pasaban los meses, reveló que él era una persona desagradable, un subhumano repugnante adicto a las mentiras.

Que finalmente haya sido expulsado por todos los prisioneros, de todos los pabellones [4] y que esté bajo la protección de la agencia de la cárcel, es esperable. No porque, como dicen los medios de comunicación, los presos creen que él sea responsable de la creación de cárceles de máxima seguridad (tipo C) porque violó su permiso penitenciario [5]. Si esto fuera correcto, entonces no debería haber enfrentamientos con la policía durante las manifestaciones, ya que éstos causan represión y los guerrilleros urbanos debieran abandonar la lucha porque se están proponiendo proyectos de ley de lucha contra el terrorismo.

Xiros está siendo perseguido por todo el mundo para la vomitiva suciedad que se atrevió a pronunciar contra nosotros dentro de la cárcel y por el estigma de delator que llevará por siempre. Él y los de su calaña ridiculizaron a la guerrilla urbana y mancharon una gran parte de esta, convirtiéndola en una historia de delación y traición.

Al menos nosotros, con nuestros “prácticas como las de la mafia” nunca hemos traicionado nuestras ideas y a nuestros compañeros. Pero incluso aquellos que fueron arrestados y acusados de ser miembros de nuestro grupo, sin tener nada que ver con este, aunque no les consideremos a algunos de ellos compañeros, o si incluso consideramos algunos de ellos como nuestros enemigos personales, lo único seguro es que no hubo un delator o un traidor entre ellos.

ii) Desde las armas de la crítica… a la autocrítica
El siguiente texto es nuestro propio espejo interno. Distorsionado y bastante borroso después de su procesión publica en el altar de los medios de comunicación, sigue siendo una parte de nosotros y no vamos a pretender que no lo reconocemos. Amar la responsabilidad significa no tener miedo de ser expuesto, no venderte a ti mismo para ganar una “buena” imagen pública sin manchas ni arrugas. Por lo tanto, que todos los ídolos sean demolidos y en primer lugar el de nosotros mismos.

iii) Rompiendo la encriptación.

Nunca nos encantaron los poderosos. Nuestra conciencia y nuestro corazón siempre eligieron el lado de los buscados, de los perseguidos. Cuando alguien decide dejar la prisión violando su permiso carcelario, es concedido nuestro apoyo y ayuda. ¿Quién puede decirle a alguien que retorne a la prisión? ¿Quién se negaría a prestar de todo corazón una mano a alguien que viola su libertad controlada de cinco días con el fin de pasar a la clandestinidad? Nosotros seguramente no. Pero la vida no son versos poéticos revolucionarios ni teorías para todo uso. La vida son las opciones que tienen un pasado, un presente y un futuro. La vida son las acciones que, para tener perspectivas, también deben tener memoria.

Culpar a los demás es la cosa más fácil…. Como decir “No sabíamos…, calculamos mal….”. Pero la verdad es más simple: Lo sabemos, lo sabíamos y elegimos calcular mal…

Con plena conciencia, permanecimos indiferentes ante el libro de historia. El verano de 2002, la detención de los miembros de 17 de noviembre, la delación y los testimonios con testigos (con la excepción de quienes honraron su organización) son uno de los pasajes más oscuros de la historia de la guerrilla urbana en Grecia. Son páginas negras memorables para todos nosotros. Además, incluso si invocamos la “amnesia” selectiva, aún sería en contra de nosotros.

Así había una historia de personas encarceladas con muchas condenas de por vida porque otras personas “hablaron” a la policía. Hasta hoy hay cabos sueltos, cosas que no se han contado en la forma y con la intensidad que debieran tener. Pero hablando de nosotros mismos, lo más pesado es que con nuestra elección trajimos de vuelta desde los muertos la parte más terrible de esta historia que estuvo en letargo durante años.

Uno podría preguntarse: “¿No se tiene el derecho de volver a escribir el libro de su propia historia?” Desafortunadamente, la historia dio la respuesta de la peor manera.

Hay cosas que no pueden ser escritas y la delación es una de ellas. Pero incluso si alguien quiere volver a escribir el libro de su vida, debe limpiarse a sí mismo al hacer una autocrítica pública y pedir disculpas de forma valiente y humilde. Pero como hemos dicho, sólo hablaremos de nosotros aquí. Sabíamos todo esto y decidimos caminar por la historia pasada. ¿Fuimos engañados por alguien? Obviamente que no . Conscientemente elegimos que “la revolución justifica los medios” y, finalmente, lo único seguro es que “la revolución no santifica a la gente” [6].

Nos quedamos indiferentes a los cabos sueltos de una historia de delación porque estábamos en un apuro, queríamos seguir nuestra propia historia, recuperar nuestra libertad y reincorporarnos a la batalla de la guerrilla urbana anarquista. Pero olvidamos que nada hermoso y nuevo se puede escribir en páginas usadas y sucias.

Y así el desgaste, la paranoia y la fealdad se extendieron como una plaga sobre todo lo bueno que queríamos construir. Queríamos liberarnos a nosotros mismos y al mismo tiempo estábamos encarcelando compañeros, amigos y a nosotros mismos en un laberinto de enfoques y tácticas poco ortodoxos. Nos enteramos de que la fealdad no puede luchar contra la fealdad de la manera más dura. Durante todo un año y con los esfuerzos incansables de una hormiga, construimos todo de casi nada. Organizamos un plan (lejos de las sucias mentiras de que supuestamente no nos importaba la vida de los ciudadanos irrelevantes) que humillaría el corazón del sistema penitenciario. Con una bomba de 150 kilos de peso, colocados en un barril con una cabeza cónica siguiendo la original solución del EFP (una metodología seguida por las guerrillas iraquíes contra edificios estadounidenses con el fin de dirigir la onda de choque con potencia penetrante) derribaríamos el muro de la prisión anulando la posibilidad de hacer daño a gente irrelevante. Un plan que necesitó miles de horas de preparación de nuestros compañeros fuera de los muros. Pero incluso si 300kg, y no los 150kg que usaríamos, hubieran sido colocados en un vehículo, la onda de choque sólo hubiese golpeado el muro de la prisión un poco, sin infligir el daño necesario y la explosión se habría expandido a puntos más débiles , como los callejones circundantes, causando enormes pérdidas humanas. Además, esto es lo que nuestra experiencia nos ha mostrado, desde el ataque que nuestro grupo llevó a cabo con una bomba de tiempo contra una parte del muro de la prisión de Korydallos en 2010. En este caso [el de la fuga], donde obviamente no podría haber habido una llamada de advertencia para evacuar los edificios, tuvimos que encontrar una solución. Después de meses de búsqueda, decidimos utilizar el método Explosivo de Penetración (EFP). En resumen, digamos que en este método se utiliza un recipiente de hormigón, sobre el que se coloca una cabeza cónica de acero proporcionada según el tamaño del recipiente y el material del objetivo a atacar. Durante la explosión, la onda de choque se dirige únicamente hacia la dirección específica y convierte la cabeza de acero en un proyectil con una velocidad tremenda que impacta directamente en el objetivo. El recipiente y la cabeza que íbamos a utilizar para este plan, fue el “barril con material explosivo” encontrado en Anavissos. Obviamente, hubo ensayos en menor escala, a fin de estar seguros de los resultados. Ensayos que requirieron tiempo y donde hubo peligro para los compañeros fuera de las murallas, pero tuvieron que pasar. Cuando se llevaron a cabo en zonas remotas y se observó que la onda de choque se centraba donde queríamos y que el efecto sobre los alrededores era mínimo, el plan se puso en movimiento. Como precaución adicional, aunque no fue necesario debido a este método, habría habido bolsas de arena alrededor del barril, dentro del vehículo, de modo que sería absorbida la mínima onda de choque que pudiera dirigirse hacia otras direcciones. Esta parte del plan de escape, y el plan en general, se diseñaron de manera de que no ocurrieran pérdidas de vidas humanas no planeadas.
Un golpe que nunca antes habría ocurrido, contra el monumento más feo del cautiverio. Y lo más importante, una liberación que nos llevaría de nuevo a la batalla y a los caminos armados de guerrilla urbana. Pero, en el nombre de una hermosa causa, empezamos a cortar con comportamientos, obsesiones, delirios, problemas, arrogancia, con todo lo que nos hizo anarquistas. Y todo esto con el fin de no perder la oportunidad, el momento, la fase, el estallido, nuestra libertad… Y al final lo perdimos todo. Y lo más importante, perdimos personas. Personas que no tienen las marcas oscuras de un pasado vergonzoso, sino que un presente cristalino y un futuro de fuego, pasaron a la clandestinidad, y gente que no tenía idea de a quien estaban ayudando o que nada habían tenido nada que ver con esto fueron encarceladas. La responsabilidad es sobre todo nuestra. No estamos hablando tanto sobre el resultado (no somos instigadores de todo y en lo que se refiere a nuestros compañeros, las decisiones fueron tomadas en igualdad de condiciones), sino que por el paisaje atroz que hemos creado.

iv) El “despido”, Nechayev y el correo [7]

Nosotros no negamos ni confirmamos nada. Sin embargo, no existe mentira más grande que la verdad a medias (y en algunos casos ninguna verdad en absoluto). Los periodistas, en colaboración con la policía hicieron lo que mejor saben: masacraron la verdad en el altar de la mentira. Hablaron de “cementación”, “masacre”, “mandatos de liderazgo”, “causar decenas de víctimas inocentes”, yendo tan lejos como al tratar de despolitizar la Conspiración de Células del Fuego diciendo que hemos confiado la realización de nuestras acciones a “delincuentes comunes”. Al mismo tiempo, el saqueo de la verdad continuó con la referencia selectiva a fragmentos de nuestra correspondencia personal. Cuando lo personal se convierte en público, entonces la oscuridad de los secretos que guardamos es deformada por la luz de un proyector de preguntas que distorsiona todo. Quien se sienta tan “limpio” de no estar preocupado de que su agenda personal estará en la televisión, y sus pensamientos, secretos, vicios, vejación e ira en la portada de periódicos, entonces ya ha muerto de aburrimiento.

Todo lo que es compartido entre los miembros de un grupo o entre algunos amigos tiene un código que no se puede romper por la decodificación. Es la ganancia codificada de una historia interna que tiene un pasado y no puede ser narrada públicamente. Es un código de relación entendida e interpretada por los que participan en la historia. Si todo lo dicho confidencialmente por un amigo a otro y de un compañero a otro fuera a ser publicado, entonces estaríamos condenados a quedarnos mudos. Uno debe considerar esto la próxima vez que comparta un secreto, un “vicio” o algo debido a su ira contra un amigo. ¿Cómo se sentiría éste si fuera mencionado públicamente? Sobre todo cuando en este canibalismo público, los policías añaden sus propios toques de mentira obscena. Al mismo tiempo quieren implicar a otras personas irrelevantes y a amigos añadiendo sus nombres a nuevos expedientes.

v) Las “fallas” de las bombas

Una falla fue nuestra elección de “borrar” la historia, y no el hecho de que algunas bombas no explotan. Los compañeros no son juzgados por sus capacidades operativas y técnicas, sino que por las relaciones y la amistad que los une. Allí estuvo el fracaso, y no sobre si funcionaba la detonación o si andaba el reloj. No importa si un centenar de bombas explotan, no importa si un millar de pistolas encuentran el objetivo, cuando el compañerismo, el respeto, la autoestima y la dignidad están ausentes, el error permanece. El error real ocurre cuando el compañerismo se encuentra con la paranoia. Pero como hablamos sobre la autocrítica y no sobre los demás, el hecho de que estemos en prisión significa que en algún recodo del camino, cometimos nuestro propio error operacional. Por lo tanto, el que esté libre de pecado (y no el ocioso) que lance la primera piedra…

vi) El grupo de liderazgo de la Conspiración de Células del Fuego

Si hubiésemos querido ser líderes hubiéramos elegido otro camino, más seguro y más a salvo, y no la guerra de guerrillas urbana anarquista. Somos una comunidad de compañeros y amigos, sin jefes ni subordinados. Sólo nos mandamos a nosotros mismos. Por supuesto, no somos lo mismo. Cada uno de nosotros tiene sus propias habilidades, otros más, otros menos, pero diferentes. Sin embargo, todos damos todo por la Conspiración que construimos y que nunca abandonaremos. No tenemos miembros principales, somos Olga, Giorgos, Michalis, Gerasimos, Christos, Haris, Panagiotis, Damianos, Giorgos, Theofilos y tenemos un nombre… Conspiración de Células del Fuego.

vii) Las relaciones con delincuentes comunes

Dentro de la prisión aprendimos que no hay etiquetas para la señalización de las personas. No nos apropiamos ni de la retórica de los fiscales, ni de las caracterizaciones de los expedientes judiciales. Cada ser humano es juzgado por sus acciones y decisiones. Es por eso que odiamos las polvorientas etiquetas ideológicas que sin ningún esfuerzo clasifican a la gente. Hemos aprendido que la vida va más allá de las definiciones políticas ortodoxas. Los valores de la dignidad, la amistad, la solidaridad no se enseñan en auditorios ideológicos de vidrio, sino que en la consistencia que todo el mundo muestra en las dificultades de la vida. Porque que hay muchos que hablan sobre la anarquía, pero sólo unos pocos hablan de la forma en que la viven.

viii) Resumen

Uno podría preguntar: “¿Dirían todo esto si el escape hubiera sido exitoso?”. Para ser honestos, no lo sabemos. Sin embargo, la historia no se escribe con supuestos… Diseñamos y organizamos un plan que, aunque operativamente y logísticamente era impresionante más allá de toda imaginación, su interior fue sostenido con “grapas” y con increíble paciencia para no romper el absceso. La cancelación del plan y sus resultados nos hundieron en el cieno que nosotros mismos sustentamos por un año. Jugamos con nuestras contradicciones y nos encontramos frente a ellas multiplicadas.

Sabemos que los jóvenes camaradas y amigos se sintieron avergonzados y entumecidos respecto a lo que se ha dicho por nosotros desde policías y periodistas. Es por eso que debimos hablar públicamente y decir verdades que nos lastiman. Esta es, sin embargo, la única manera de crear un nuevo comienzo. A través de la autocrítica y el desarraigo violento del pasado desde nuestro interior. Ahora no tenemos tiempo para la tristeza. A menudo se dice que un error es el camino más corto hacia un nuevo descubrimiento. Es por eso que la autocrítica no significa retirada. En cambio, apretamos de nuevo nuestros puños y agudizamos nuestros cuchillos. Seguimos siendo tenaces y no arrepentidos. Y si nos caemos, nos levantaremos de nuevo, si perdemos, lucharemos de nuevo, si nos encontramos encerrados, encontraremos la llave.

Eso es lo que somos y estos son nuestros errores. Lo que hemos dicho sigue en pie…

A través de nuestras cenizas encendemos de nuevo el fuego, una señal para nuestros perseguidos y buscados…

Vamos de nuevo hasta el final.

Porque nuestro día llegará…

APOYO A LAS PERSONAS ENCARCELADAS ACUSADAS EN EL CASO DEL ESCAPE DE LA CONSPIRACIÓN DE CÉLULAS DEL FUEGO, QUE NADA TIENEN QUE VER CON ESTE.

SOLIDARIDAD – RESISTENCIA – COMPLICIDAD CON LA QUERIDA COMPAÑERA
ANARQUISTA ANGGELIKI SPYROPOULOU

NADA HA ACABADO, TODO CONTINUA

A crear 10, 100, 1000 CÉLULAS FAI – FRI

POR LA DIFUSIÓN DE LA ANARQUÍA NEGRA Y UNA VIDA EN PELIGRO

Conspiración de Células del Fuego – Célula de miembros en prisión

Olga Ekonomidou
Michalis Nikolopoulos
Giorgos Nikolopoulos
Haris Hatzimihelakis
Christos Tsakalos
Gerasimos Tsakalos
Giorgos Polydoros
Panagiotis Argyrou
Damianos Bolano
Theofilos Mavropoulo

Notas de traducción:

2. 17 de noviembre fue una guerrilla urbana marxista-leninista que estuvo activa desde 1975 hasta 2002 en Grecia. Los compañeros del CCF se refieren a los incidentes que siguieron a la desarticulación del grupo llevada a cabo por las autoridades en 2002, cuando una bomba explotó en las manos de un miembro del grupo. Xiros era un miembro de este grupo.

3. Se trata de una referencia irónica a un discurso al pueblo grabado en video, publicado por Xiros después de su fuga de la prisión. Georgios Karaiskakis fue uno de los capitanes durante la revolución griega contra la ocupación turca en 1821 y es un héroe nacional y popular. Su imagen, junto con otros personajes históricos similares fueron colocaron detrás de Xiros durante su intervención en el video.

4. Xiros ha sido atacado cuatro veces por otros presos hasta el momento.

5. Después de que Xiros violara su permiso penitenciario, los medios de comunicación se volvieron loco. Como respuesta a esta histeria, el anterior gobierno propuso el proyecto de ley sobre las prisiones de máxima seguridad (tipo C).

6. La expresión “revolución justifica los medios” es “revolución santifica los medios” en griego.

7. Partes IV, V, VI y VII se refieren a varias cosas dichas por la policía dicen y los reportes de los medios de comunicación. Entre las pruebas presentadas por la policía, había cientos de notas manuscritas, correspondencia entre los compañeros y las personas involucradas en el plan de escape. En una de estas notas, CCF estaba supuestamente diciendo que iban a “despedir” a Xiros después de la fuga. En cuanto a las bombas fallidas, los policías afirman que Xiros fue responsable del atentado fallido en la comisaría de ITEA y otro en una oficina de impuestos que no ha sido reclamado por CCF ni cualquier otra persona. Los policías afirman que CCF iba ejecutar Xiros (esta es la forma en que ellos interpretaron la palabra “despedir”) a causa de estas fallas, después de la fuga. Lo que es más, los periodistas y policías una vez más hablaron sobre” el equipo de liderazgo” de CCF y sus presuntas “conexiones” con jefes criminales en prisión.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Analisis, Anticarcelario, Comunicados, Internacional, Represión, Solidaridad, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Grecia: “DE PROFUNDIS”, un comunicado de la Conspiración de Células del Fuego.

  1. Pingback: Grecia: “DE PROFUNDIS”, un comunicado de la Conspiración de Células del Fuego. |

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s