Palabras de Juan Aliste Vega y Carlos Gutierrez Quiduleo para la Actividad “La Idea No Muere”

Nota aclaratoria: Primero que todo, agradecerles muy fraternalmente a todxs aquellxs que nos han brindado una mano compañera en el último tiempo. Eso evidentemente incluye a ambos compañeros, quienes a pesar de las dificultades propias de una Cárcel (más aun como lo es la de Máxima Seguridad) se las han arreglado para poder apoyarnos en nuestras iniciativas y participar, a su manera, de una Actividad, la cual, debido a motivos de fuerza mayor, tuvimos que suspender. Mas eso no nos detuvo y el mismo día que se suspendía la Actividad decidimos hacer un turno extraprogramatico en la Biblioteca, lugar donde se realizó el conversatorio planeado para la Actividad. Es en esa instancia donde se leen las palabras de los compañeros en medio de una cálida conversación entre compañerxs.

A continuación las palabras de ambos compañeros:

PALABRAS DE CARLOS GUTIERREZ QUIDULEO

Compañeras
Compañeros

Aprovecho para dar un abrazo fraterno a cada una y uno de los presentes. Escribirles desde esta trinchera enjaulada es difícil cuando afuera la violencia subversiva lucida y certera y el control social y represivo se agudiza. Es difícil porque podemos escribir de la necesidad de la Revolución Violenta, pero en las palabras no hay adrenalina “La teoría me aburre, la Realidad me hace fuerte” (La Polla Records). Pero qué le vamos a hacer, la realidad llego con sus muros y rejas y aquí estamos, aporraceados pero dignos, buscando siempre molestar, resistir y vivir ilegalmente, incluso aquí, entre estos muros donde todo es legalmente controlado. En fin, al mal tiempo buena cara, sobre todo sabiendo que la cárcel es el reflejo esquizofrénico de la sociedad.

Igual hay algo claro: La Revolución como toma del Poder para desde ahí cambiar el curso de la historia de los pueblos oprimidos se fue diluyendo en el tiempo junto con sus teorías.

Romper con la verticalidad de las ideologías, romper con lo establecido, destruir esta sociedad mecanizada, represiva y autoritaria es la génesis de una juventud ácrata, la que está ahora resistiendo en las calles y que ya no respeta ninguna forma de Poder, Religión y Autoridad.

Nuestra necesidad vital de dejar un mundo sano para nuestros hijos y las futuras generaciones, nuestra necesidad vital de ser libres y autónomos necesariamente nos lleva a la violencia subversiva. “Un mundo nuevo solo puede brotar de la negación activas de lo existente” (Nanni Ballestrini).

La afinidad como concepto ácrata es el motor subversivo ya que es ahí donde se da la unión o el reencuentro romántico de nuestros sueños libertarios. Desde la afinidad tenemos la oportunidad de mirarnos y sentirnos compañeros, comprender y apoyar el accionar subversivo de las individualidades y grupos y de resolver las necesidades logísticas que asoman en el camino de la resistencia.

Cada individualidad, grupo, tribu o pueblo originario tiene sus formas de resistir a este sistema, tiene sus propias visiones y formas de organizarse. Sin embargo tienen el mismo enemigo que los reprime y oprime y el fin último de sus luchas es vivir libres y autónomos.

En este pensamiento libertario no hay dos lecturas, y la afinidad cobra una importancia real al momento de plantearse la destrucción del sistema capitalista. Porque esta destrucción es necesariamente violenta.

La organización autónoma, colectiva y subversiva es clave para enfrentar a las fuerzas represivas y militares que, en última instancia son las que defenderán esta sociedad carcelaria.

La unión hace la fuerza, y para avanzar en la guerra social e ir concretando el cambio radical de la vida en este mundo se hace urgente y necesario la fraternidad subversiva de afines para asumir, sin sentirse vanguardia de nada, pero con convicción, los desafíos libertarios y autónomos de todos nosotros.

La urgencia de los sentimientos se traduce en la tozudez de la vida y como dicen algunos compitas: ya no queremos ganar, queremos verlos caer, y en ese sentido soy uno más en este enjambre de subversivos, waichafes y libertarios que buscan siempre el sueño hermoso pero esquivo de la Revolución.

¡Por nuestros hijos!
¡Por nuestra Tierra!
¡Viva la Resistencia Mapuche!
¡Viva la Resistencia Anarquista!
¡Mientras exista Miseria habrá Rebelión!

Carlos Gutierrez Quiduleo
Waichafe encarcelado
S.M.S.
Agosto 2014

PALABRAS DE JUAN ALISTE VEGA

Es importante mencionar que somos una parte más de otrxs que luchan.

Somos la constatación palpable del desarrollo de una conciencia que se niega, y resiste, a vivir bajo los designios del sometimiento del “Dios Kapital” de la dominación y todo su entramado autoritario represor que busca anular sueños, deseos y la urgencia de liberación total.

Como subversivos autónomos la lucha es nuestra vida, vamos íntegros en la confrontación directa contra el Estado, su maquinaria alienante constructora de vidas sumisas. Reafirmamos esta lucha y resistencia. Hoy desde una condición transitoria de rehenes, no solo develamos su putrefacción, sino también haciendo de la palabra una acción. Combatiendo su estructura, instituciones, Gobierno y política. Democracia asesina, sociedad capitalista que construye ciudadanos levanta-karceles a la medida de todo un territorio con nomenclatura indicada como Chile. País dominado por unos cuantos empresarios cuyo Estado sigue la ideología del despojo, la militarización, la incrustación del miedo, matando y legitimando su paz social a sangre de Pueblo Mapuche perseguido, explotado, proletario.

En paralelo ciudadanos tiemblan con opiniones creadas por la carroña periodística (opinión pública) estas son asimiladas y repetidas con el “son” impuesto, donde el no pensar o reflexionar es lo que se estila y prima. Así se enfrentan los das desde la enajenación, el individualismo y justo ahí danzan ante los ojos cansados y sumisos las directrices del poder, sus verdades absolutas,, que son replicadas por su ciudadanía, cual oración de salvación.

Contra corriente y con sed de libertad total vamos varixs, muchxs, unxs cuantxs en lucha continua, resistencia digna y combate directo. Despiertxs caminando en este cotidiano, acompañadxs con un recorrido fértil de la memoria, con nuestrxs muertxs, nuestrxs hijxs, y la entereza de estar vivos. Este andar autónomo insurrecto va acompañado con memoria, voz y la convicción libertaria capaz de hacer sentir y remecer. Develando las farsas del poder desde sus propias fauces autoritarias alzamos la voz, nos enfrentamos y las miradas cómplices se hicieron escuchar ante policías, jueces, fiscales y karceleros de turno.

Aki nada concluye, nada está en el olvido. El pulso de la guerra indica vida. Contra viento, resistencia, contra marea, presente ante el olvido, decisión ante las ofertas legitimadas como justicia de la inquisición democrática.-

Como rehenes y enemigos del Estado capitalista alzamos el compromiso indeleble de sangre rebelde contra todo su orden ciudadano –no queremos cambiar el mundo, no acuñamos utopías, pero tengan la claridad que nada tenemos que ver con todo lo que huela a su mendrugo impuesto por libertad, a la condición mediocre de conformidad y enajenación esclava. Confrontamos sus antivalores sustentados en el Dios Kapital, nada tenemos que ver con sus democracias asesinas, sembradoras del miedo, patrullando con olor a lacrimógena y a pasta base las kalles, caminos, trabajos, escuelas, mares y montes. Asistimos a una arremetida tal como ayer, y no duden que seguirá siendo una más por parte del Estado, sus políticas y policías. Arremeten comunicacionalmente donde la carroña periodística instaura el verdadero terrorismo de Estado, ese que realmente causa terror mediático y cobijado en el alero de sus instituciones de poder es capaz de controlar y neutralizar. No solo el hacer su veteranía apunta al control de lo que tenemos que pensar y opinar como ciudadanxs.

Así se va construyendo esta sociedad karcelaria, sigue constriñendo las vidas de muchxs, y junto a la cotidianeidad enajenante del kapitalismo, crea vidas sumidas en el consumo y miseria. El gobierno de turno profundiza la custodia de sus intereses de clase. Roba desde sus instituciones, somete, reprime, despoja, explota. En paralelo, sus pseudos, y reciclados, aparatos de inteligencia legitiman la impunidad represiva de policías y jueces. Hay que despertar, subvertir el presente, el oxígeno libertario es una urgencia de vida ante tanta bazofia estatal. Con esta realidad operante no damos margen al silencio, no callamos y nos reconocemos en el día a día como revolucionarixs. Con sus condenas de justicia mercenaria, buscan detener y cercenar la resistencia, cualquier acto de rebeldía y subversión. Un castigo impuesto desde la inquisición democrática, donde no solo festinan con la condición de rehenes impuesta por razón de Estado contra nuestras vidas y convicciones. También se persigue, se hostiga, se enloda a familiares y amigxs. Nada nuevo –constatamos, no desde el lamento ni el llanto rastrero televisado. No mendigamos, hacemos frente desde la entereza revolucionaria, desde este imparable kaminar insumiso.

El kaminar en presente es libertario, no responde a políticas o ideologías, es una convicción de vida, la cual no tiene repliegues, vacaciones o tiempos inertes. No se amedrenta con sus cadenas mercenarias, tampoco aceptaremos en nuestras vidas sus políticas amenazadoras de control social. No somos parte del cotidiano “Show ciudadano”, sostenido bajo la premisa del sometimiento, cualesquiera sean sus expresiones, policial, laboral, económica, emocional, social. Esto es el operante kapitalismo y su democracia asesina.

Compartir a concho con todxs aquellxs conscientes rebeldes, corazones ácratas, que hacen de las practicas anticapitalistas una constante de vida, un guiño cómplice e incondicional para nuestrxs compañerxs Mónica Caballero y Francisco Solar, combatientes secuestradxs en las karceles del fascista Estado español – ¡Fuerza y resistencia!.

Una palabra indómita repleta de presente para Aldo Norambuena, quien militaba en las Fuerzas Rebeldes y Populares Lautaro (F.R.P.L), grupo con prácticas de guerrilla urbana, que no internalizo el discurso de la transición democrática y siguió combatiendo activamente contra este orden kapitalista. Aldo cae en un enfrentamiento con los pacos de fuerzas especiales el 10 de Agosto del año 1991.

Con afecto para lxs que luchan.

¡Presxs a la kalle: Kalles para la Insurrección!
¡Ningún Estado, Juez, Policía detendrá la Subversión!
¡Solo la lucha nos hace libre!
¡Mientras exista Miseria habrá Rebelión!

Juan Aliste Vega
Prisionero Subversivo
Cárcel de Alta Seguridad
Agosto 10, 2014

E.S.A. & Biblioteca Autónoma Sante Gerónimo Caserio
http://bibliotecasantecaserio.wordpress.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anticarcelario, Cartas, Cultura, Represión, Solidaridad, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s