Bristol, Inglaterra: Ataque incendiario de la FAI a edificio del ejército británico

PHO_002711 de febrero de 2014

La propaganda militar presenta a las fuerzas armadas como protectores de “el pueblo”. Esto ha sido utilizado por las clases dominantes desde las primeras civilizaciones, para justificar la conquista y la ocupación de territorio, sacrificando a sus lacayxs para construir pequeños o grandes imperios. Se supone que creamos (o actuar como como si creyéramos, al menos) que lo que hay en los intereses de los políticos, de generales y de los economistas, realmente son nuestros intereses.

Pero, no somos engañadxs. Esta mañana el fuego se alzó sobre Clifton desde las dos camionetas y una gran transporte de personal, que incendiamos con dispositivos incendiarios de baja tecnología, después de traspasar el recinto del destacamento de la Reserva de la Marina Real en Bristol, quienes han sido desplegados en Irak y Afganistán. Es repugnante como estos comandos part-time creen que puede trabajar aquí con inmunidad, mientras en cualquier parte ellxs y sus colegas asesinan, violan y aterrorizan.

Alexander Blackman, el verdugo de la marina de Inglaterra expuesto hace poco por sus acciones en Afganistán, es solamente un ejemplo de su amplia y sistemática brutalidad y no la lastimosa aberración con la que es descrito. Aparte, donde sea que se encuentre el ejército, es un símbolo de la dominación del Estado que ellxs refuerzan. Tal vez para cualquiera con una opinión sobre esto, calcula que el símbolo ahora está un poco sacudido. Estos golpes de guerrillas tras las lineas, siguen siendo una amenaza constante para los engranajes de la maquina de guerra.

Les vemos reclutando en las ciudades, colegios y puestos de trabajo, atrayendo a las clases explotadas y excluidas con dinero manchado de sangre, un estúpido patriotismo y la promesa de aventura, para reemplazar su miseria con campamentos de entrenamientos de machos o las habitaciones para tecnología de asesinato a distancia, al estilo de los videojuegos.

A pesar de los recortes, Inglaterra aun tiene el cuarto presupuesto militar más grande en el mundo, ya que se aferra a un legado imperial de genocidio y esclavitud. Los ejércitos de Occidente hoy son flexibles para las guerras democrático-expansionistas, intervenciones para el “mantenimiento de la paz” para facilitar la nueva era colonial de la globalización empresarial, la contra-insurgencia, las maniobras geopolíticas y el control de recursos, o preparados para la vigilancia interna y el rompimiento de huelgas. Aquí como en Afganistán, Mali o Libia, sus fines como siempre son los mismos: los gobernantes mienten, los pobres mueren, el capitalismo se beneficia.

La guerra es un característica permanente del sistema global, impulsadas, por la nueva tecnología y la organización social de masas, hacia escalas previamente inimaginables, y es necesaria para los poderosxs tanto para el control social como para el crecimiento económico. Guerras contra el terrorismo, guerra a las drogas, guerra por el petroleo, pronto incluso guerra por el agua limpia: esta es la marcha de la muerte de la civilización industrial.  La ingrata tarea de la encerrada “paz” en la Inglaterra “post industrial” es realmente solo hielo delgado es defendida por el saqueo de numerosos conflictos diseñados en el extranjero sobre la tierra, los minerales y el trabajo. Extendiendo las grietas encontramos en este un velo, fundamos nuestro ataque en una rica herencia de alzamientos e insubordinación.

La guerra social que existe entre nosotrxs y toda la coerción y la explotación de la tierra, es la única guerra que aceptamos y que hacemos. Apuntamos con el propósito de destacar las claras oportunidades para desechar nuestra pasividad en un orden social fundado en nuestra colaboración con lo que nos oprime. Con todos los medios disponibles nos podemos rebelar por la posibilidad de una vida libre de autoridad, individualmente o con aquellxs cercanxs a nosotrxs, mientras vencemos a esxs que están constantemente depredando nuestras mentes, nuestras relaciones y el medio ambiente. El sistema, que incluye al ejército y más, intenta volver todo lo que amamos hacia un régimen de obediencia, alienación e inertes mercancías. Por este motivo, ellxs deben enfrentarse con la intolerancia y la hostilidad donde sea que anden. Deberían habernos esperado.

Contra los juegos de poder de la élite mundial – ¡Solidaridad internacional!
Contra la militarizada paz de la Reina – ¡Guerra social!

– Grupo Motín de la FAI-

PD: Esta es la manera que escogimos para honrar la corta y trágica vida de nuestro compañero Darko Mathers. En “este mundo que debemos dejar”, Darko tomó un temprano escape. Solamente deseamos que él se hubiera quedado, así un día podríamos bailar juntxs sobre las ruinas. Así como están las cosas, lo mantenemos cerca, no por un minuto de silencio sino por una vida de combate. Una vez más, las palabras de Bruno Filippi:

“Almas que están atormentadas por este mundo, les llamo a juntarse.
La bandera ya esta ondeando.
Es negra. Representa el luto. Adelante, entonces, locos Prometeos.
El sonido de la venganza es una dulce y querida música”

La fuerzas de seguridad homólogas de nuestro objetivo están presentes en Rusia, reunidas en las Olimpiadas de Invierno. Recordando el gran espectáculo de tropas y guardias en los Juegos de Londres y teniendo en mente que el evento siempre significa represión militarizada, entre otras atrocidades, nuestro incendio demuestra que la llama anti-Olimpiadas perdura. También estaba fuertemente Ilya Romanov en nuestros pensamientos cuando pasamos a la acción, quien se hirió en octubre en ese país y ahora una vez más está detenido por lxs malditxs policías.

Nuestro apoyo total está con la indómita actitud de Mónica Cabllero y Francisco Solar, mientras esperan el juicio por una acción directa en Zaragoza, España. No retroceder, no rendirse. Por último, este ataque le da la bienvenida a la explosión anarquista de los combatientes callejeros en los black blocks  de Brazil y a las células incendiarias internacionalistas (la FAI, entre ellas), y enviamos un saludo de todo corazón  al Grupo de Acción Directa Internacional (GADI) en Francia y a lxs presxs que se alzaron el mes pasado en la cárcel HMP Oakwood aquí en Inglaterra, hermosos en su rebelión. En adelante, más fuego al Estado, ejércitos, escuelas, iglesias, burocracias, cárceles y la civilización que las crea.


Tomado de http://325.nostate.net/?p=9626
Traducido por Fuego y Sombra

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Acción Directa, Comunicados, Internacional, Solidaridad, Uncategorized y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s