En el ultimo suspiro de la primavera, Carta de un compa detenido el 11 de septiembre en la Villa Francia

http://detenidxs11del9alacalle.files.wordpress.com/2013/11/c.jpgNota Contrainformate: Lo que sigue es un texto enviado por uno de los compas que resulto detenido el 11 de septiembre en los enfrentamientos en la Villa Francia y mantiene arresto domiciliario.

En el ultimo suspiro de la primavera

“El fuego no nos quema,
venimos de un lugar mucho mas cálido
y nos entrenamos para el infierno”.

Estar aquí no es fácil pero es la consecuencia de nuestros actos.

Entre caricias y hastíos escribo para sentir que sigo vivx, que se sigue luchando, que nada se ha perdido.

Si bien es cierto, como lo han aclarado otrxs, la situación especifica de porque estoy aquí, en mi casa, fue un error, entiéndase que no el estar ahí esa noche, si no el como se actuó individual y colectivamente en cuanto a estrategias; fue un mal paso, una mala jugada, no ganamos nada mas esa noche que estar, una vez mas, en sus manos, y un puñado de experiencias. Tal vez hablo desde la derrota momentánea de una batalla perdida, pero no así la guerra, esa que libramos cada día los que nos oponemos a que dominen nuestras vidas, la guerra social, de la puta sociedad en la que vivimos, amante del olvido, adoradora del mercado e ignorante hasta la comodidad, esa no, no esta perdida, si hablo con derrota en mis letras es por que estoy encerrada, pero mis sentimientos no son de derrota, son de odio, de venganza y de rabia, y un gran amor por lxs compañerxs que no se rinden, esos que ni te imaginabas que te acompañaban pero que ahí están, esos compas que también sienten un odio profundo por lo que les rodea, tanto así que se lo tatuan a fuego en las venas, y salen cautos en las noches a atacar, a no dejarse callar.

Entre caricias y hastíos me siento porque odio las mañanas, pero los días no se pasan solos, y las noches cobijan a grandes conspiradorxs. Por acá corre mucha sangre caliente.

Si me preguntan con respecto a que pienso de aquella noche, ya lo he dicho, para mi fue un pisinaso del que salí con magulladuras, pero no me ahogue, siempre se supo que “la wea estaba brigida”, que se sabia que algo diferente ocurriría, las 5 micros que se incendiaron días previos al 11, en conmemoración de la muerte de Manuel Gutierrez, demostraban que no seria una fecha tranquila, se dijo por la tele, los diarios, revistas y hasta radios; no podía ser mas obvia que ahora la confidencia entre policías y medios de desinformación burguesa, pero se iba a cuello no ma!, hay que pegarse  golpes fuertes para darse cuenta que las cosas no se hacen al peo, con esto quiero aclarar que no solo de errores se aprende, el pasado y la historia que se ha ido forjando a sangre, alegrías y dolores debe dejarnos huellas, aprender de ella, lxs muertxs nos gritan!. Si decido salir aquella noche fue porque sentí que no debíamos dejarnos amedrentar, que por mas que estuviera militarizada la villa, habían unxs cuantxs gatxs a los que no les daba miedo enfrentarse con todo, QUE SEPA LA POLICIA QUE NUNCA NOS RENDIREMOS.

Nunca han tenido victorias si no mas que gracias a nuestros propios errores.

Nos entregamos, fuimos presa fácil, que quede bien claro que todas esas fanfarronerías de las que hablan capitanes, ministros, jueces y mandamáses en sus cajas idiotas nunca han sido ciertas, si nos han tenido, si nos tienen actualmente en sus manos es por el  hecho de nuestros errores*, *es la consecuencia de nuestros errores, nunca han sido capaces de obtener resultados reales de sus investigaciones de desinteligencia policial, eso lo saben mejor ellos que nosotrxs, y les duele, es por eso el castigo, por ser irreductibles, por no dejarnos dominar, es por eso los alargues de investigaciones y las largas condenas de 5, 20, hasta perpetuas que nos quieren imponer, que quede claro que no solo hablo por mi, por el caso en el que me veo involucradx, aquí nosotrxs, los 14 arriesgamos quizá unos cuantos años de libertad vigilada, o de firma, quien sabe, pero creería que no es mucho lo que arriesgamos al darnos condena, tal ves algunos años, pero que pasa con lxs rebeldes que arriesgan muchos, larguísimos años en la cárcel, que pasa con aquellxs que por castigo quizá no vuelvan a pisar la calle si no es por una salida de rescate o fuga, que pasa con aquellos que ya llevan mas de la mitad de su vida en la cárcel, y aun les queda mucho mas pero aun así siguen con la frente en alto, no se rinden, porque ven que en la calle hay una guerra que aun se libra, que pasa con aquellos que también están por molotovs pero que cumplen condena hace unos pares de meses en la cárcel, escribo con rabia, porque puta que son preciadxs algunxs inclaudicables que viven realmente encerradxs…

Con esto no quiero decir que la cárcel/casa no pese, pero quisiera saber que la solidaridad llega mas allá de 14 personas.

Bueno, luego de dar un profundo suspiro con angustia vuelvo a escribir; quisiera que estas letras llegaran a transformarse en fuego y grandes napoleones para sacarlos de donde están, si bien la guerra y la lucha no se centra, ni quiero que se centre en torno a la cárcel, si no a la destrucción de esta y toda forma de dominación la cual crea cárceles (no solo de concreto) para sustentar sus podridas relaciones de poder y así pisotear al que esta mas abajo en pos de su asqueroso beneficio personal, lxs presxs no deben quedar nunca solxs.

Escribo con mas hastíos aun al ver a unxs cuantxs funcionarillxs del estado vociferando con regocijo sobre los actos cometidos por un rebelde, diciendo que tiene “tendencia a la inadaptabilidad”, pero claro! Quien puede adaptarse a este mundo de correctos hipócritas y asquerosxs muertxs vivientes, chupasangres, malditxs normales!.

Escribiendo y repensando es como se sacan algunas conclusiones, carecer de tácticas y estrategias de ataque trae consecuencias no solo individuales, además arrastra a nuestrxs afines, es gracias a estrategias bien pensadas que se ganan batallas, que se intensifica el ataque, que se actúa cada vez mas certerxs, amparadxs bajo una de las mas preciadas armas que tenemos, la invisibilidad.

Sin memoria no hay batallas que ganar!.

La invisibilidad va de la mano con la sorpresa, una noche cualquiera, un objetivo certero, el enemigo camina solo, en una calle solitaria y araño el gato, navaja al cuello. Con esto no digo que no haya que conmemorar las fechas en las que específicamente caen compañerxs o afines, que suceden cosas terribles o se libran grandes actos de lucha, sin la memoria caminamos sobre inciertos.

La memoria es una arma a la cual nunca hay que olvidar, jamas dejare de conmemorar la muerte de compas muy cercanos, o así como esa noche, no se puede dejar pasar la fecha en la que lxs poderosxs mataron a quizá mas de la mitad de luchadores de aquellos tiempos, se cumplieron 40 años de golpes, y eso no lo olvidaran jamas, ni hasta el mas radical en su lucha, ni la señora que sigue buscando a su marido, hijo, hermanos, amigxs… cuantos desaparecidxs!, y los responsables siguen vivos, a esto yo digo VENGANZA.

Sin memoria ni nos importaría quien mato a Perez Sujovic ni por que, tampoco porque Ramon ramon ataco a Silva Renard, que nos importarían los anarquistas expropiadores!, ni sabríamos que los primeros asaltantes de bancos en Chile que actuaron reivindicando los hechos fueros luchadores que luego estuvieron en la España de 1936, que nos importarían esas Floras Sanguezas ni esos Saccos y Vanzettis!. La memoria es un arma, que mientras mas engrasada mejor funciona.

Entre ascos y cariños, y a veces mas cariños.*

Escribo también para que sepan lxs compas que se agradecen siempre los gestos de cariño y las preocupaciones, la solidaridad también es un arma, una que se carga y se afila, y tiene que estar bien apuntada, con esto quiero llegar a que nosotrxs, lxs 14, estamos dentro de una investigación, nos tienen en sus manos, estamos apresadxs, caímos en la villa y eso nadie puede negar que se tal ves se venga algo mas brigido (reformalizaciones por otros hechos, investigaciones paralelas, hostigamientos de la policía civil, etc…), pero también hay otros presxs, no dejemos de solidarizar con quienes están en la cárcel, no podemos comenzar a normalizar la estadía de compas en la cárcel solo por que llevan muchos años o se les vienen muchos mas encima, hay grandes compañeros que necesitan que no se les olvide, ni en la propaganda ni en las encomiendas, cariños… hay mucho por hacer.

También me quiero referir a algo de lo que se ha hablado ya en escritos de otros represaliadxs, el montaje, sin ningún remordimiento digo que si ciertamente de lo que nos hacen responsables a cada unx (una, dos, tres, nueve, molotovs) no es cierto, esto no es un montaje, un montaje se monta, se prepara, se “piensa” previamente y se buscan los culpables, esta vez no fue así, claro, es mentira lo que nos cargan, pero no es mentira que se estaba ahí, que pena por los que estaban de mirones! Pero si estamos presxs en nuestras casas fue por estar dando cara, luchando con los pacos, enfrentando al enemigo, lamentamos que tanto material incendiario existente en esa comisaria no llegara a adornar sus cabezas. Si bien aquella noche de detención se escucharon a varios atemorizadxs, casi inocentes de sus propios actos, la cárcel como consecuencia en esta guerra es una posibilidad, los discursos de inocencia y culpabilidad no me caben en una noche donde el que estaba ahí, estaba luchando, guerreando, posicionado en una guerra donde el enemigo esta declarado y no temen en usar sus mas temibles armas contra quienes osen rebelarse, así mismo nosotros sacamos las garras y atacamos con toda nuestra rabia y las mas ardientes armas que estén a nuestro alcance, no me cabe pedir justicia al enemigo, no me cabe creerse inocente de un acto en particular cuando te agarran,  pero seguir siendo rupturistas mientras no nos pillen, si nos posicionamos en guerra contra esta sociedad carcelaria, sera con la complicidad de la noche, o en sus manos, esto no es un juego, damos la vida por esto, el compromiso es definitivo.

Cuando uno se posiciona en contra de la dominación y acepta luchar en una guerra  desigual en armas, siempre se sera clandestinx, no se puede jugar en la trinchera de los “juicios justos” o detenciones ilegales, a menos que seamos legalistas y queramos destruir el estado a través de la constitución.

Como siempre y en toda guerra hay “bajas”, esta vez quizá no estamos en la cárcel, pero ciertamente estamos en sus manos, unos cuantos sujetos están decidiendo sobre nuestras vidas y eso pesa, si bien por acá se asume que esta es una baja, que hubo errores en el actuar aquella noche, la perdida no fue total, no se les dio certeramente, pero así nos vamos fortaleciendo, a través de errores también se avanza, y habrán próximas, cada vez mas afilados los cuchillos y mas aceitados los fierros.

Es así como se pasan los días, entre hastíos y a veces mas hastíos, pero con la frente en alto, un mes, dos meses quizá cinco, quien sabe, cuando se esta en las manos de “los mandamáses” puede suceder lo que sea, en ese sentido estoy tranquilx, y esto se debe a que jamas tendrán ninguna certeza de los que nos culpan, sigo firmemente segurx de que si estamos en sus manos es gracias a nuestros errores, nos pueden tener unos cuantos quizás muchos meses, pero nuestras mentes y deseos de venganza vuelan, conspiran a distancia y se hacen realidad en las manos de aquellxs tercxs que no se rinden.

No puedo dejar que este lápiz calle sin antes enviarle un saludo fraterno a quienes están tras los muros reales, enviar un pedazo de mi corazón y deseos de libertad que vuelan, atraviesan fusiles, rejas y mas rejas, llegan hasta las mas descabezados celdas de alta seguridad que se les ha ocurrido inventar, y abrazan a quienes están allí, Hans Niemeyer, Freddy, Marcelo, Juan, José Miguel Sanchez, Alberto Olivares, Victor Montoya, Nicolas Saldoval, Jorge mateluna, Mauricio Hernandez Norambuena, Nicola Gai y Alfredo Cospito, presxs mapuche, compas de Mexico, Bolivia, Uruguay, Grecia, Bulgaria, Italia, indonesia, etc… Tampoco puedo dejar ni dejare de recordar a lxs que ya no están, Mauricio Morales, Claudia Lopez, Daniel Menco, Matias Catrileo, Ariel Antonioletti, Daniel Soto Pantoja, uf!, cuantos mas. Y mucha fuerza a lxs que caminan lejos, clandestinxs.

Presxs a la calle.

Un revoltosx antiautoritarix, odiosx y a muerte con sus hermanxs, en su
casa.

Enlace Corto: https://contrainformateblog.wordpress.com/?p=5889

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Anticarcelario, Cartas, Comunicados, Represión, Solidaridad, Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a En el ultimo suspiro de la primavera, Carta de un compa detenido el 11 de septiembre en la Villa Francia

  1. Pingback: En el ultimo suspiro de la primavera, Carta de un compa detenido el 11 de septiembre en la Villa Francia | El Sudaméricano

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s